Educación Financiera Industrias Jobar

En el año 2009, iniciamos la relación y el desarrollo del proyecto con la Fundación Levi Strauss. Por varios meses se trabajó en la búsqueda de una fábrica aliada en la Ciudad de México para llevar a cabo el programa y durante el proceso, la organización “Give to Colombia” viajó a nuestro país para dar el entrenamiento y la metodología necesaria al staff de Fundación Appleseed México para desarrollarlo.

Después de varios meses de búsqueda, en octubre de 2010 se inició la relación con Fundación E y se decidió replantear el proyecto. Levi’s, por medio de sus contactos comerciales inició pláticas con varias fábricas en la ciudad de Aguascalientes. Fue hasta marzo de 2012 que se confirma que el proyecto se desarrollaría en Industrias Jobar, S. de R.L. de C.V., en la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes.

El proyecto inició formalmente a finales de septiembre de 2012 con la apertura de un primer grupo de participantes. La división de tareas entre Fundación E – una empresa social centrada en el fomento de la cultura emprendedora- y Appleseed México fue la siguiente:

Fundación E se encargó del componente de emprendimiento y la subcontratación de una empresa local, el Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial de Aguascalientes (CIDE Ags), quienes proporcionaron instructores para dar el curso, y dieron seguimiento del programa durante los meses de septiembre de 2012 a septiembre de 2013.

Por su parte, Appleseed México se encargó del contenido, materiales e instructores de los temas de Educación Financiera y del seguimiento administrativo del programa, así como de la logística de pagos de los incentivos.

Appleseed México desarrolló alianzas con diferentes actores clave de la Educación Financiera en México como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y Fundación Banamex, que enriquecieron el programa aportando materiales de trabajo. Asimismo, realizamos una alianza con la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, campus ciudad de México (UP), y sus estudiantes certificados, como instructores de Educación Financiera por Banamex fueron los encargados de impartir varios temas de Educación Financiera en Aguascalientes.

El inicio del programa fue con una sesión informativa dirigida a 215 participantes a quienes se les explicó que el objetivo del programa era que tuvieran el conocimiento y las herramientas para administrar y cuidar más su dinero, así como generar el hábito del ahorro.

Se enfatizó que aun cuando el programa finalizara, ellos deberían seguir ahorrando, teniendo metas y planes para poder alcanzarlas. Por lo anterior, el ahorro, así como el incentivo al ahorro deberían utilizarse en cumplir con objetivos que fueran más allá de su presupuesto normal de vida o de gastos de consumo.

Los cursos de educación financiera se centraron en los siguientes temas: aprender a desarrollar un presupuesto; analizar sus ingresos vs. sus gastos; realizar una mejor planeación económica y evitar deudas, gastos innecesarios y el gasto hormiga.

Los cuatro temas que se trabajaron para que los participantes fijaran su objetivo fueron los siguientes:

Salud: prevenir y/o mejorar su condición física personal o de su familia para que generaran más ingresos, tratamientos especiales o de acción preventiva.

Educación: crear o mejorar habilidades propias o de su familia que les amplíen las oportunidades de crecimiento como cursos o capacitaciones sobre un oficio que abra oportunidades de mejorar los ingresos familiares.

Emprendimiento: hacer un plan con el que se pueda iniciar una actividad que genere ingresos adicionales a la familia. Se debió utilizar en la inversión para el arranque de una actividad productiva.

Vivienda: mejorar la comodidad familiar y de ser una vivienda propia será para cuidar este patrimonio familiar, un proyecto que por la magnitud o el precio les permita hacerlo únicamente a través del ahorro.

Una vez finalizados los cursos tanto de educación financiera como de emprendimiento, en el mes de diciembre de 2012, los trabajadores del primer grupo iniciaron sus ahorros con la apertura de una cuenta bancaria, adicional a la de nómina, para dedicarla exclusivamente al ahorro, en la que se realizaron los depósitos mensuales de $200 pesos. Instructores del CIDE Ags se encargaron de hacer visitas ocasionales para dar seguimiento al ahorro y asesoría para el cumplimiento de los objetivos planteados.

A los seis meses de haber iniciado el ahorro, en junio de 2013, 50 participantes del primer grupo anticiparon el cumplimiento de su meta y solicitaron la entrega de incentivo para instalar enrejados en sus domicilios y resguardarse de la inseguridad y asaltos que se estaban incrementando en la zona en esos momentos. Algunos decidieron inscribir a sus hijos en escuelas técnicas para aprender oficios como corte y confección, maquillaje o computación, con la perspectiva de que capacitar a un miembro de la familia en un oficio también les daría una oportunidad de mayor bienestar. Otros trabajadores decidieron comprar fotocopiadoras y establecer locales de papelería; algunas mujeres compraron máquinas de coser y decidieron hacer arreglos de costura en sus domicilios.

En diciembre de 2013, al cumplir un año de ahorro, 52 participantes más recibieron su incentivo.

Debido a la expectativa que se creó y a los buenos resultados obtenidos con los trabajadores del primer grupo que iniciamos en septiembre de 2012, recibimos la petición de Industrias Jobar y de algunos empleados para abrir un segundo grupo formado por 46 trabajadores, el cual inició en marzo de 2013 contando con autorización de la Fundación Levi Strauss.

Durante los meses posteriores, para incentivar a los participantes de ambos grupos a continuar trabajando para cumplir con su objetivo, los alumnos de la UP reforzaron algunos temas importantes a los dos grupos y al finalizar los cursos, Fundación Appleseed en coordinación con Fundación E y CIDE Ags, organizamos una ceremonia especial y convivio en la que se entregaron reconocimientos por autoridades de la Universidad Panamericana y de Industrias Jobar.

Resultados Obtenidos

  • Se promovió entre los trabajadores la cultura del ahorro, la administración del patrimonio y el logro de objetivos como medio para mejorar su calidad de vida.
  • Se capacitó a los participantes sobre la correcta utilización de los servicios financieros básicos y desarrollaron habilidades para hacer un consumo responsable de dichos servicios.
  • Se eliminó el riesgo de exclusión financiera por medio de la bancarización de los participantes ya que todos los trabajadores participantes abrieron una cuenta de ahorro adicional a la cuenta de pago de nómina para administrar mejor sus recursos.
  • Se realizaron alianzas estratégicas con la Universidad Panamericana, CONDUSEF y Fundación Banamex: las dos últimas impulsaron el fortalecimiento de las familias trabajadoras por medio de la educación financiera.
  • Se abrió un segundo grupo de participantes integrado por nuevos interesados y por empleados del primer grupo que por diversas razones decidieron desertar.
  • Se aportaron herramientas para mejorar la calidad de vida de casi 150 familias trabajadoras de la industria textil.
  • Industrias Jobar y sus trabajadores solicitaron a Fundación Appleseed la apertura de un tercer grupo porque trabajadores nuevos habían visto en sus compañeros las bondades del programa y tenían el interés por aprender sobre educación financiera y por otro lado, los participantes que desertaron deseaban retomar el programa para concluirlo.

Tu también puedes ayudar

Como una institución sin fines de lucro, los recursos que recibimos se usan para poder hacer realidad nuestros proyectos de cambio sistémico, que generen un impacto social y el fortalecimiento legal de OSC.