Con información de La Jornada

Ante el incremento de la migración de niños no acompañados hacia Estados Unidos, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunció una serie de acciones para proteger los derechos e integridad de los niños, niñas y adolescentes procedentes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador que se ven en la necesidad de migrar solos.

El organismo internacional subrayó que como país de origen, tránsito y retorno de migrantes, México tiene un papel importante en la situación actual, en la que ha aumentado el número de niños centroamericanos y mexicanos en esa condición, que se exponen a riesgos de violencia y explotación.

De los 47 mil menores que fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos entre octubre de 2013 y mayo de 2014, 25 por ciento eran mexicanos, destacó Unicef.

Mediante un comunicado, anunció que las oficinas del Unicef en las cuatro naciones expulsoras de niños migrantes coordinan diferentes acciones para proteger los derechos e integridad de este grupo.

Leer más.