El Departamento de Justicia de Estados Unidos y los abogados por los derechos de los inmigrantes siguen sin llegar a un acuerdo en una demanda sobre las condiciones que enfrentan niños migrantes detenidos junto con sus madres tras cruzar la frontera con México.

La demanda gira en torno a la violación de  un acuerdo judicial alcanzado hace 18 años que prohíbe que niños inmigrantes sean detenidos en instalaciones seguras (prisiones o casas de seguridad) sin licencia.

Ambas partes aseguran haber trabajado con rapidez para solucionar el conflicto, sin embargo no pudieron alcanzar un acuerdo, asegurando que “más conversaciones serían infructuosas”.

Los abogados por los derechos de los inmigrantes que presentaron la demanda se sintieron decepcionados, pues no  vieron  disposición del gobierno para respetar el acuerdo anterior, dijo Peter Schey, director general del Centro para los Derechos Humanos y el Derecho Constitucional.

Antes de ser deportados, los migrantes deben esperar en centros de detención, ubicados al sur de San Antonio. Ahí puede se han encontrado más de 2000 mujeres y niños. Los centros son supervisados por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, pero son administrados por operadores privados de prisiones.

Detener a niños viola partes de un acuerdo de 1997 que dicta que niños inmigrantes sólo sean entregados a orfanatos o a parientes y si deben permanecer retenidos, deberían ser mantenidos en el ambiente menos restrictivo posible, en instalaciones con licencia para atender a niños.

Un centro de detención operado por personal que trabaja en prisiones es una clara violación a este acuerdo y a los derechos de los niños.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ha prometido hacer que las instalaciones sean más adecuadas para los niños y proporcionar mejor supervisión.

Ante la luz de los hechos se puede apreciar que la práctica de puerta giratoria sigue vigente, al igual que las vejaciones contra la comunidad migrante que es menor de edad, a pesar de que en papel existen acuerdos que protegen a este sector poblacional que transita entre fronteras.

Con información de El Universal

Leer Más.