Ciudad de México – El programa del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF),  Migración Infantil no Acompañada, logró llevar de regreso a casa a 12 adolescentes que fueron repatriados.

Garantizar un retorno seguro a sus hogares para los menores que no logran cruzar la frontera norte es la tarea principal de este programa.

Durante la primera mitad de 2015, se logró el retorno a sus lugares de origen de estos 12 adolescentes, quienes se encontraban temporalmente alojados en albergues de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Dos de ellos son originarios de Pinos, seis de Sain Alto y los demás de Trancoso, Ojocaliente, Nochistlán y Villa de Cos; la edad de los menores oscila entre los 12 y 17 años.

El ciclo de retorno se logró gracias a la colaboración de tres Centros Comunitarios de Protección a la Infancia Migrante (CCPI), ubicados en las regiones de Monte Escobedo, Tlaltenango y Guadalupe.

Los centros son espacios físicos específicos que acogen durante el día a niños y adolescentes que corren riesgos elevados de caer en las redes del crimen organizado, la desnutrición y otros riesgos asociados al tránsito de retorno a sus países de origen.

El trabajo conjunto es clave para poder lograr el retorno seguro a casa, de estos 12, y otros cientos de niños que quedan expuestos a grandes peligros en su ruta hacia o desde la frontera norte.

Con información de Zacatecas en Imagen 

Leer más.