La iniciativa de Ley General de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, que se analiza en el Senado, viola estándares internacionales y es regresiva en la garantía de derechos humanos, sostuvieron ayer organizaciones de la sociedad civil.

Martín Pérez, director de la Red de Derechos de la Infancia en México (REDIM), presentó en conferencia de prensa el Índice de Medición de la Ley, el cual evalúa varios puntos de la iniciativa con base en los estándares de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN) la cual, por mandato constitucional, debe respetarse en su totalidad.

En una calificación de 0 a 50 puntos, donde la cifra más alta representa el respeto a todos los aspectos de la CDN, la iniciativa sólo alcanza 15 puntos, aseguró el especialista. “Esta ley no plantea proteger los derechos, sino proteger niños. Nos preocupa mucho que ese sea el prisma (…) se mantiene en una visión tutelar asistencialista que lamentablemente no significará ningún cambio en la realidad que hoy viven”, afirmó.

El error con esa aproximación, explicó, es que la Convención establece que el sujeto de protección no es el niño, si no sus derechos, a diferencia de lo que ocurre con las personas mayores de edad. Otra de las fallas detectadas, abundó, consiste en que la iniciativa no enuncia todos los derechos de la infancia contemplados en la CDN, ni proporciona presupuesto para la transformación del Sistema DIF Nacional y la creación de Procuradurías de Defensoría del Menor.

Con información de Tribuna.info

Leer más.