Ciudad de México – Según el último informe del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef), en el último año la epidemia de ébola en Guinea Conakri, Liberia y Sierra Leona dejó 10.000 niños sin uno de sus padres o sin ambos y otros 6.000 perdieron a la persona que los cuidaba.

No es la única epidemia que deja huérfanos en el mundo. En África, los números son aterradores. Tres millones de niños viven con sida en el África subsahariana y más de 13 millones han quedado huérfanos debido a la enfermedad.

En el sudeste asiático la situación se replica: este año 4.600 personas huyeron de Birmania y Bangladesh y miles de niños están a la deriva y en campamentos de refugiados expuestos a las redes de trata de personas.

En latinoamérica el fenómeno migrante también deja a miles de niños en situación de extrema vulnerabilidad a la pobreza, la enfermedad y las redes del crimen organizado.

En Appleseed México, trabajamos arduamente para garantizar la protección a la que los niños migrantes tienen derecho.

Con información de El Espectador

Leer más.