Ciudad de México – Tránsito seguro, asilo y permiso humanitario son algunas de las protecciones que el sacerdote José Guadalupe Valdéz encargado de la Casa del Migrante Frontera Digna, ha tratado de gestionar con las autoridades en Piedras Negras.

Esto debido a que los gobiernos han abordado el tema de la migración como un problema político – económico, dejando de lado el factor humanitario, lo que provoca que queden olvidados temas tan importantes como la aportación cultural, el trabajo y la importancia de la unidad familiar.

“Esta movilidad es para que la familia se pueda reunir, porque no sólo se busca mejorar la situación económica en casa, sino también se emigra para buscar a parientes y debe ser segura para aumentar esta oportunidad de tener contacto con la familia”
, señaló el sacerdote.

La Casa del Migrante Frontera Digna se ha apuntado muchas victorias en favor de los migrantes como los permisos temporales que se otorgaron a los migrantes centroamericanos en México por tres días y para transitar libremente en los Estados fronterizos del Sur del país.

Se ha logrado avanzar un milímetro, es un logro pequeño, que se está buscando extender a 15 días para todo el país, dado que existen cada vez más peligros para los migrantes en su viaje hacia Estados Unidos”, señaló.

Con información de Milenio

Leer más.