Ciudad de México – El enfoque de la crisis migratoria en latino y Norteamérica se concentra en la política de “Puerta Giratoria” en la frontera norte de México. Sin embargo, existe una realidad mucho más grave en la frontera sur, que desafortunadamente no ha tenido la visibilidad pública necesaria para que se ejerza la presión requerida a las autoridades para que hagan algo al respecto.

En números, de acuerdo con el reporte “Migrantes deportados desde EU y México al Triángulo Norte: un perfil estadístico y socioeconómico“, el Gobierno mexicano deportó 7 mil 800 menores de edad no acompañados en 2014, EU regresó mil 300, es decir, las deportaciones desde México superaron en seis veces a las del país vecino.

Esto quiere decir que la criticada política de la puerta giratoria, es mucho más practicada en en México que en Estados Unidos, y lo más grave es que la cifra de niños deportados aumenta se toman en cuenta los niños que si viajan con compañía, sumando el total, México deporta a más de 17 mil niños al año.

La relación establece que de cada 100 niños que cruzan la frontera, México deporta a 77 y Estados Unidos a 3.

Esta situación debe ser denunciada para que las autoridades, supervisen el mecanismo de evaluación y deportación con el fin de evitar irregularidades, abusos ni vejaciones a la comunidad infantil migrante.

 

Con información de Terra

Leer más.