Ciudad de México.- En el Auditorio Ricardo Flores Magón de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el activista Marco Castillo, director de la Asamblea Popular de Familias Migrantes participó en el coloquio “Las voces de la migración”, donde dio seguimiento al fenómeno migratorio en México.

“Hay muchas maneras de abordar el tema migratorio, sobre todo en este país que tiene varias dimensiones migratorias: desde la dimensión de origen, tránsito, destino y retorno, lo que nos hace un país único en la manera de vivir la migración. A pesar de esto, hay una tendencia generalizada a hablar del tema migratorio, todavía hoy, como si fuera un tema ajeno a nosotros como si fuera un tema exótico, ajeno a nuestra experiencia, ajeno a nuestra realidad. Todavía hacemos del migrante el objeto de estudio y si miramos a nuestro entornó es posible que tengamos a un familiar o persona migrante mucho más cercano de lo que pensamos”, expuso.

Además señaló que nuestro país vive una violencia constante a los derechos humanos de personas migrantes, pues se ha enmarcado en un contexto de irregularidad legal.

“Hay todo un gran debate del fenómeno migratorio desde una perspectiva de derechos. El tema de DD.HH. y la crisis de DD.HH. que se vive en torno al fenómeno migratorio es otro de los temas que está en constante discusión. La migración hoy no puede ser entendida desafortunadamente si no es en el marco de la irregularidad. La migración también es una experiencia de vida y la migración es una estrategia de vida de muchas comunidades el país. En ese sentido la migración no sólo es un tema de interpretación legal, sino de la vida misma”, indicó.

Castillo subrayó que es necesario abordar el fenómeno migratorio desde una perspectiva “humana”, pues sólo así será posible comprender lo que representa para los que deciden salir de sus lugares de origen.

“Abordar la migración en su sentido más humano nos abre la oportunidad de ver de ella, un profundo significado de la vida en el México contemporáneo, no sólo como un tema de flujos de expulsión, de marcos normativos, de leyes y regulaciones. En la medida en que nos podamos acerca a la migración desde sus goces y humanidades podremos entender la complejidad del fenómeno, y también encontrar claves importantes”, dijo.

Marco Castillo, señala que la migración es la consecuencia de ajustes en el modelo económico, así como factores externos que afectan a las comunidades de origen.

“Una de las dimensiones sobre el fenómeno migratorio, tiene que ver con el abandono de la vocación productiva comunitaria. Es decir, el Estado no incentiva, no financia de manera contundente la producción o la vocación productiva a lo que se dedicaban históricamente y culturalmente las comunidades. Por esto poco a poco se empiezan a impulsar otros quehaceres y se empieza a fomentar el financiamiento hacia otros quehaceres, que empiezan a provocar que las comunidades miren hacia otros lados en términos de sus estrategias de desarrollo o crecimiento económico”, destacó.

Al respecto, abundó que una de las causas de este fenómeno tiene que ver con el abandono en el en que ha sumergido el Estado a las comunidades de migrantes a las comunidades el Estado. Dijo que una de estas cuestiones se observa en que ya no se les apoya para impulsar las vocaciones originales de las regiones.

También sentenció el Programa Integral Frontera Sur, en el que parece ser una estrategia que sólo criminaliza y provoca una cacería humana; el cual promete proteger a los migrantes, aunque la realidad sea absolutamente lo contrario.

“La gran tragedia no es la migración, es la respuesta que el Estado mexicano ha tenido, que no ha sabido ponerse a la altura. Hoy el Estado mexicano, por ejemplo, tendría que estar cotizando en el seguro social a todos los migrantes. El acceso a la salud tendría que ser en México y EEUU por igual, lejos de ello, los enfermos indocumentados hospitalizados pueden amanecer en camilla pero en un hospital en México”.

“Aquí el problema a discutir es el Estado, porque el marco normativo no se ha ajustado. Es imposible la portabilidad de derechos, se deja de ser la misma persona al cruzar la frontera en términos de acceso a derecho”, indicó.

“La criminalidad e informalidad son dos cristales a través de los cuales se sigue viendo el fenómeno migratorio, sin tomar en cuenta que esta situación es muy grande en la nación”, concluyó el activista.

No obstante el politólogo de la UNAM Francisco García, en su participación en el coloquio destacó que es urgente conocer los diversos aspectos del fenómeno migratorio, el cual se sigue viendo como hace 40 años, pese a que el contexto ha cambiado y los factores también han sufrido una transformación que no se está tomando en cuenta.

“Estamos en una ceguera respecto al fenómeno migratorio. No conocemos realmente el fenómeno. México se ha pensado como país expulsor y de tránsito para realizar las leyes, pero resulta que muchos migrantes no atraviesan México realmente, sino que vienen a México y no tenemos un marco adecuado para esa realidad”.

En el coloquio “Las voces de la migración”, se reflejó cuales son los puntos estratégicos que se encuentran latentes en nuestro país respecto al tema de la migración, aunque no se han mostrado posibles soluciones a ello, se especula que con estos fundamentos, la visión del gobierno federal ante esta situación cambie drásticamente de manera positiva para los involucrados.

Con información de Revolución tres punto cero

Leer más