Ciudad de México  –  El primer inmigrante irregular autorizado a ejercer de abogado en Estados Unidos pese haber entrado sin permiso al país abrió una oficina en el norte de California.

Sergio García no se dedica a temas de inmigración, como muchos podrían esperar después de una batalla legal de cinco años para obtener su licencia de abogado en California. Practica derecho civil y representa a clientes en accidentes de tráfico.

García dice que esto sorprende a muchos, considerando su conocida batalla para convertirse en el primer inmigrante irregular en recibir una licencia de abogado en Estados Unidos. “De ninguna manera”, dijo García. “No después de lo que he pasado”.

García, de 37 años y originario de México, espera que su batalla inspire a otros profesionales que viven en Estados Unidos sin permiso a seguir su ejemplo.

El hombre consiguió su licencia tras una intensa batalla legal y política de cinco años que incluyó un fallo en enero de la Corte Suprema de California, después que el gobernador Jerry Brown firmó una orden especialmente redactada por la Legislatura estatal para que García pudiera ejercer como abogado.

Poco después, García alquiló una oficina en el pueblo de Chico, en el norte de California, contrató a una secretaria, colgó su título en la pared, se vistió con trajes apropiados para un abogado y comenzó a colocar anuncios publicitarios en televisión y radio en español.

Además, es orador motivacional, cobrando honorarios modestos para dar charlas sobre su experiencia de crecer en México y Estados Unidos y lograr su sueño de ejercer como abogado.

“Lo volvería a hacer todo”, dijo. “Pero no fue fácil”, reconoce.

Su experiencia llevó a los legisladores en California a aprobar una ley para permitir que otros inmigrantes profesionales, como médicos, arquitectos y dentistas, reciban licencias para ejercer. La ley entrará en vigor el 1 de enero.

 

Con información de El Diario MX

Leer más.