Ciudad de México– El 20 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de la Justicia Social, así lo estableció la Asamblea General de la ONU en 2007, en la resolución el organismo reconoce que es indispensable para la consecución y el mantenimiento de la paz y la seguridad en las naciones y entre ellas, a su vez, la justicia social no puede alcanzarse si no hay paz y seguridad o si no se respetan todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

“Defendemos los principios de justicia social cuando promovemos la igualdad de género o los derechos de los pueblos indígenas y de los migrantes. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad”, señala la ONU en su invitación a los Estados miembros a establecer acciones concretas que los lleven a alcanzar este objetivo.

El término “justicia social” tiene su origen en 1843, cuando el filósofo y teólogo jesuita Luigi Taparelli D’Azeglio lo acuño desde un punto de vista religioso, después de observar la dominación de unos países sobre otros y las desigualdades entre los hombres.

Con información de La Silla Rota

Leer más.