Ciudad de México  – Uno de los derechos universales de los niños es el derecho a la educación;  en nuestro país el acceso a esta debe ser obligatoria, laica y gratuita. Una de las problemáticas en materia de educación para la población migrante, es que los niños, que caen en una brecha del sistema jurídico, han quedado sistemáticamente privados del derecho a recibir instrucción elemental, algunas de estas brechas son:

  • Niños sudamericanos que quedan varados en México durante su trayecto a Estados Unidos
  • Niños de padres mexicanos,  nacidos en Estados Unidos, que son deportados junto con sus familias y carecen de la nacionalidad mexicana
  • Niños nacidos en la ruta hacia estados unidos que no fueron dados de alta en el Registro Civil y no cuentan con Acta de Nacimiento

Estas brechas han sido denunciadas de manera consistente por un importante número de organizaciones a través del tiempo, por lo que la Secretaría de Educación Pública lanzó un programa para que ningún menor en edad escolar que se encuentre en México y solicite su inscripción escolar, sea rechazado.

El programa de la SEP está dirigido sobre todo a hijos de migrantes extranjeros que podrán inscribirse aunque no cuenten con identificación o documentación oficial, en ambas fronteras (Norte y Sur).

El programa comenzó a aplicarse a partir de este mes de septiembre, todos los niños migrantes, podrán ingresar a una escuela sin importar la condición migratoria de sus padres o la falta de documentación.

La Secretaría de Educación, informó que los niños podrán ser inscritos en la escuela, solo con mostrar una carta de naturalización, acta de adopción, reconocimiento, pasaporte mexicano o extranjero o matrícula consular.

Información de Noticieros Televisa.

Leer más.