Ciudad de México–  El estado de California, en Estados Unidos, ultima los preparativos para otorgar licencias de conducir a los migrantes indocumentados. La medida será implantada en enero y tendrá un fuerte impacto sobre la comunidad hispana del país, la más numerosa.

“Nos hemos estado preparando para esto durante más de un año. Ya estamos listos”, indicó el portavoz del Departamento de Vehículos de Motor (DMV) de California, Armando Botello.

La nueva ley fue aprobada por el gobernador del estado, el demócrata Jerry Brown, en octubre de 2013. Los defensores de los inmigrantes dicen que la mayoría recibirá la licencia sin problemas, pero advierten que cualquiera que la haya obtenido anteriormente con un nombre falso o el número del Seguro Social de otra persona podría tener problemas, por lo que debe acudir a un abogado. Lo mismo les ocurrirá a los inmigrantes con orden de deportación o antecedentes penales.

El estado de California espera que 1.4 millones de inmigrantes soliciten la licencia en los primeros tres años.

“Para la gran mayoría de los inmigrantes, tener una licencia de manejar es una buena decisión”, dijo Alison Kamhi, abogada del Immigrant Legal Resource Center. “Al mismo tiempo, creo que es importante que la gente esté consciente de que hay cierto riesgo”.

Con información de Sin Embargo 

Leer más.