Tener más de 65 años no tiene porque significar estar desactualizado financieramente. En México, sólo uno de cada cuatro adultos mayores recibe una pensión, por lo que es importante cuidar los recursos disponibles. No obstante, los jubilados pueden buscar soluciones para administrar y hacer crecer sus recursos.

Una forma es optar por la capacitación financiera. De acuerdo con el área de Educación Financiera de BBVA Bancomer, más de 35 mil adultos mayores pueden aprovechar los programas con los que cuentan, los que pretenden contribuir con las necesidades y la circunstancia de las personas de la tercera edad.

Se trata de analizar la situación personal, identificando la distribución de sus gastos e ingresos para enfocarlos en el logro de metas establecidas”, indica la dependencia.

Otra forma es ahorrando mediante el acceso a descuentos que provee la tarjeta del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam). Otra opción es pensar en “reciclar” los recursos con los que cuenta el adulto mayor para tener un retiro digno.

Vender el bien inmueble e irse a una casa habitación más modesta y capitalizar los ahorros de su vida es una opción para quienes ya están viviendo el retiro”, expuso Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

Así mismo, la realización de un presupuesto mensual y un control de gastos a largo plazo es una de las recomendaciones de los expertos para todas las edades, pero en particular en la etapa del retiro cuando se pueden tener más erogaciones por medicinas y cuidados de la salud. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indica que la edad de retiro no es excusa para no recibir capacitación financiera.

Con información de El Financiero

Leer más.