La CONDUSEF y el Instituto Mexicano de los Mexicanos en el Exterior (IME), se unen a favor de los mexicanos que radican en otro país, la información que se difundirá será la que tiene como objetivo orientar a los trabajadores para abrir una cuenta de depósito en un bando de México.

En este proceso se debe de tener en cuenta la importancia de la matrícula consular, como un documento válido de identificación personal, que las autoridades mexicanas expiden en los lugares de residencia.

Para realizar el trámite, los bancos solicitaran no solo la matrícula consular, un comprobante de domicilio para que se reciban los estados de cuenta en México, al igual que el domicilio de residencia en el exterior, para que se haga el expediente. Aunque es necesario que antes de iniciar el proceso, se consulte con el banco de elección si hay alternativas para las personas que radican en el extranjero, ya que depende del tipo de cuenta y las modalidades que tenga el banco, de ello dependerá de las operaciones que el usuario pueda realizar.

Igualmente depende el importe mensual que se ingrese a la cuenta, ya que del banco dependerán los niveles de la cuenta, teniendo en cuenta los siguientes pasos:

· Podrás abrir la cuenta en las sucursales de los bancos en donde te solicitarán lo siguiente: Nombre Completo, Fecha de Nacimiento, Domicilio en México y una identificación que puede ser la Matrícula Consular, a fin de confirmar tu nombre y fecha de nacimiento.
· En caso de que abras tu cuenta con instituciones “corresponsales” como Telecomm, tiendas de conveniencia, farmacias, etc., te solicitarán lo siguiente: Nombre Completo, Género, Entidad Federativa de Nacimiento, Fecha de Nacimiento y tu Domicilio en México, así como una identificación que puede ser la Matrícula Consular.
· Se te hará entrega de una tarjeta de débito y tu CLABE que podrás utilizar para recibir y realizar transferencias incluyendo la “domiciliación” para el pago automático de servicios.

Si no quieres tener ninguna restricción en el importe de los depósitos que deseas realizar mensualmente, considera una cuenta de depósito tradicional (sin límite en el monto de depósitos o saldo de la cuenta), para lo cual toma en consideración lo siguiente:

· Únicamente podrás abrir la cuenta en las sucursales de los bancos. Te solicitarán documentación e información como: Nombre Completo, Género, Fecha de Nacimiento, Entidad Federativa de Nacimiento, País de Nacimiento, Nacionalidad, Ocupación, Domicilio del lugar de residencia, Número de Teléfono, Correo Electrónico, etc.

Es indispensable que al momento de contratar el servicio se tenga que analizar la cuestión de las comisiones, porque cada operación puede tener costos que al momento de la contratación no se tengan muy presentes. Es recomendable adquirir el servicio a partir de una cuenta básica de acceso al público en General, ya que no generará comisiones, ni montos de apertura específicos.
Entre los servicios mínimos que ofrece son: Te otorga una tarjeta de débito, puedes depositar dinero por cualquier medio, puedes realizar retiros y consultas en ventanillas de las sucursales y cajeros automáticos operados por la institución bancaria, así como pagar bienes y servicios en negocios afiliados.
Recuerda que cuando contrates cualquier cuenta de depósito, te recomendamos designar a tus beneficiarios para que, en caso de fallecimiento, ellos puedan disponer de los recursos de la cuenta.

Para ver el boletín de la CONDUSEF Clic aquí