Ciudad de México –  De acuerdo con datos arrojados de una investigación liderada por la Procuradora General de la República Arely Gómez, la mayor parte de la gente que recurre a los servicios de un despacho de abogados, ha sido víctima de una mala práctica profesional.

A lo largo de la historia de la abogacía en México, se han emprendido diferentes estrategias, para regularizar la situación actual de la abogacía mexicana con resultados que varían de medianamente satisfactorios a completamente infructuosos.

Para subsanar las negligencias en este ámbito, ha sido la colegiación y certificación, como garantías para dar certeza al público usuario en cuanto a la calidad de los servicios.

La procuradora destacó que menos de 3% de los profesionistas en México están colegiados, lo que explica la gran cantidad de irregularidades durante la ejecución de sus servicios y pone en evidencia la imperante necesidad de regular la abogacía en México.

El senador Enrique Burgos declaró que la colegiación obligatoria debe ser enriquecida por colegios y asociaciones de profesionistas, para que tenga un gran sentido de viabilidad y se logre emprender un cambio gradual y sostenido para aumentar la cantidad de abogados colegiados en el país.

Con información de El Mundo del Abogado

Leer más. 

2b