Ciudad de México – El 10% del total de niños violentados en Sonora que son reportados ante las autoridades entran en proceso de adopción, mientras que el resto es reintegrado a su familia.

Francisco Javier Gómez Izaguirre procurador de la defensa del menor, informó que cuando se tiene conocimiento de que un menor es víctima de cualquier tipo de maltrato, lo que se busca es trabajar con la familia y que el menor se reintegre, la última alternativa es la adopción.

El procurador de la Defensa del Menor y la Familia del DIF de Sonora identificó a la omisión de cuidados y negligencia por parte de los padres como las principales causas en Sonora de que un menor sea retirado de su familia.

Sonora no está colocado en los primeros estados en cuanto al maltrato infantil e inclusive el año pasado tuvimos alrededor de dos mil 700 denuncias y hoy, a septiembre, llevamos poco más de mil 400”.

Con información de El Imparcial

Leer más.